MUSA INFIEL


A veces mi musa duerme en la trastienda
y le soy infiel
A veces el milagro se me acaba
y no soy más que el esclavo aquel que solía ser
 
Salgo a ser sombra de un dios cualquiera
Por las esquinas busco una hoguera
que me dibuje en la pared
Y alguien que me sepa ver
entre las sobras de los que habitan los portales
 
Llevo en los bolsillos tachuelas y caramelos
Mis duendes saben por qué
yo voy cazando arcoíris
de esos que sobreviven al anochecer
 
Vuelvo a mi cueva cargando amores
Cierro la puerta cuando la noche casi me acaba de comer
y encuentro flores en la ventana donde ayer solo había fósiles
 
Mi musa sabe su color, sonríe serena y
… me besa en la nuca